Si ya tomó la decisión de convertir su empresa agrícola en una empresa eficiente, entonces necesita una guía.
Los 3 pasos que le recomendamos son los siguientes:

  1. Defina una línea base: establezca a partir de qué nivel de gasto comenzará a ahorrar
  2. Invierta en equipos que midan el consumo de energía a nivel de caseta y si pudiera, a nivel de cultivos. Así podrá saber si el cultivo del producto A gasta X energía, el del producto B gasta Y energía, etc. De esta forma podrá costear correctamente cada línea de productos y evitar subsidios cruzados.
  3. Si va a plantar y está evaluando el proyecto, considere los costos de operación y no sólo la inversión inicial. Especialmente en las multas por mal factor de potencia de los motores, la eficiencia de todo el sistema etc.

Una línea base es el punto de referencia: nos indica dónde estamos en términos de gasto y define hasta dónde podemos eficientar la operación, entendida como el gasto mensual de energía. Si no fijamos esa línea no sabremos cómo evaluar la inversión en la eficiencia y no podremos responder las preguntas: ¿cuánto invertir en reducir el gasto de energía? ¿cuál es el período de recuperación de la inversión? Etc. El punto de partida que recomendamos es un IFAE: Informe de Factibilidad de Ahorro Energético.
Si quiere saber más de los IFAE y cómo comenzar a ahorrar, envíenos un mensaje a través del siguiente formulario de contacto.