¿Sabía usted que podría estar dejando fuera hasta la mitad de su gasto operacional a la hora de evaluar un proyecto de inversión en riego?

¿Cómo es posible?

Lo que sucede es que el cálculo que suele hacerse dice que gastan entre $1.000.000 a $1.500.000 por hectárea. Suena razonable, pero es erróneo. El número real es más del doble.

Fácilmente se puede llegar a los $3.000.000 o $4.000.000 por hectárea, lo que cambia definitivamente la evaluación de su proyecto y la rentabilidad real del negocio.

¿Por qué?

Porque el gasto de energía en los primeros 10 años del proyecto es 1 a 1,5 veces la inversión inicial. Es decir, si invierten $100, gastarán en energía entre $100 a $150 en la primera década.

Si le sucede esto es porque en su análisis esta dejando afuera los gastos de operación (llamados OPEX), tales como:

  • Gasto de energía
  • Mano de obra
  • Mantenciones

Esto contamina la decisión y entrega una evaluación optimista, pero estará tomando una decisión sin contar con toda la información.

¿Qué hacer al respecto?

Lo ideal es que la evaluación financiera incluya el costo total del proyecto (CAPEX + OPEX).

Además, le puede ayudar una Evaluación Financiera de Inversión en Riego. El EFIR es una evaluación del CAPEX (inversión en capital) versus el OPEX (gastos de operación) en su inversión.

Así, cuando aumento en $1 la inversión inicial, disminuyo en $3 los gastos de operación en un flujo a 10 años.