Cuando hablo de evaluar de la mejor manera su inversión de riego, quiero decir hacer una “evaluación financiera”. ¿Lo hace usted?

  • ¿A cuántos años calculó el VAN de los costos de operación?
  • ¿Cuál es la relación entre CAPEX (inversión en capital) y OPEX (gasto de operación) para un escenario conservador y para uno optimista?
  • ¿Cuál es el OPEX de cada sector de riego?
  • ¿Cómo estimó el costo de la energía para los próximos 5 y 10 años?
  • ¿Consideró en el flujo la multa del Mal Factor de Potencia?
  • ¿Cuál es el plan de acción para reducir los gastos?, etc.

Y ahora, cómo hacerlo…

Paso 1: la especificación técnica correcta

Lo primero es que el riego cumpla con lo necesario para regar: considere lo que la industria de riego ofrece hoy.

Paso 2: IFAE, Informe de Factibilidad de Ahorro Energéticoriego-eficiente-inversion agricola

El IFAE estudia el ahorro potencial máximo que esta inversión puede obtener. Entrega, por ejemplo, el resultado: “Con un aumento de X en la inversión inicial, puede producir un ahorro en la operación de Y al año”.

Paso 3: IFAO, Informe de Factibilidad de Ahorro Operacional

Este informe estudia el ahorro potencial máximo que se puede obtener operacionalmente, tanto en mano de obra como en mantención, realizando algunas mejoras técnicas al riego.

Paso 4: Sensibilización financiera

Con los cálculos de los pasos 1, 2 y 3, podemos consolidar el proyecto y entrar de lleno en la evaluación financiera de la inversión de riego. Entregamos los diferentes escenarios financieros para los CAPEX y OPEX y, así, usted puede tomar una decisión en base a sus preferencias financieras.

Paso 5: Proyecto definitivo

Ahora sí, usted puede llevar a cabo su proyecto de riego.