Según la ASIMET[1], el costo de la energía aumentó en un 193% en Chile durante la última década, mientras que el promedio mundial fue de un 111%.

Tiene sentido si pensamos en que Chile es un país isla -también- en el tema energético, piénselo de esta manera: no tenemos gas propio, muy poco carbón y la interconexión eléctrica con nuestros vecinos es nula.

A estas alturas, ya no es necesario decir que a largo plazo, las Energías Renovables No Convencionales son una alternativa. Podríamos decir que son LA alternativa.

Actualmente, las ERNC representan un 7% de la energía utilizada en Chile, ¡muy poco! Nada, considerando su potencial y costo actual y su capacidad de generar mucha energía en poco tiempo.

Para que se haga una idea de lo que se puede lograr hoy: un parque eólico construido en 7 meses que ofrezca 100 MW .

Otro ejemplo: la energía fotovoltaica ha bajado sus costos en un 50%, quedando muy por debajo de las energías fósiles.

Hoy es un dato que el mundo entero está apostando por las Energías Renovables No Convencionales, es la tendencia y global no es lógico pensar que todo el mundo se ha vuelto loco.

Para Miguel Picardo, Director de la ACERA – Asociación Chilena de Energías Renovables – la idea de que la inversión y desarrollo de las energías renovables es un mito atrasado, cuyos autores son las empresas que generan energías convencionales.

Si quiere que su empresa se mantenga competitiva, piense en la opción de desarrollar energías renovables no convencionales y averigüe qué le conviene considerando su capacidad de inversión y espacio disponible.

Si necesita asesoría, no dude en contactarme, estaré feliz de ayudarlo.

Victor Opazo.

Gerente General de Hidrotec.

 

[1] Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas